Recordando 6 años en Egocentro

AÑO 2005… AHÍ COMENZO TODO!

 

Recordaré por siempre la ocasión en que dictando clases en Compensar hace…UFF!! ..mucho tiempo…, en una clase de danza árabe, dejé una tarea a las alumnas inscritas en uno de los horarios. Consistía en hacer un baile con cualquier tipo de música y si lo deseaban, podían vestirse con algo especial relacionado con su presentación. El día de la clase pasaron todas…fue emocionante, todas muy emocionadas y maravillosas. Pero lo más importante de todo fue que ese día conocí a Luz Marina Camacho. Ella bailó un Mambo “delicioso”, con una gracia muy especial y fue estupendo verla bailar con su toque particular lleno de felicidad.


Ese día comenzó todo!!!!


A partir de ese momento junto con un grupo de alumnas empezamos a desarrollar retos nuevos a través del baile, participando con todas las alumnas en los Festivales de Baile. Fueron años llenos de alegría, satisfacciones, mucho trabajo pero también muchos aprendizajes de danza y de vida.

 

Comenzó una experiencia de amistad, camaradería y fraternidad muy especial. Viajamos a Medellín con el grupo más avanzado, estuvimos en Ibagué, bailamos en un Ring de Boxeo…si..exactamente… aún me pongo nerviosa de solo pensarlo…pero todo salió super bien!!!.En fin. Hemos compartido muchas cosas a través de esta hermosa danza que nos ha unido como amigas, hermanas y después de todo como socias.

 

En el año 2007 tuve una operación muy difícil que marcó por completo el resto de mi vida y a raíz de la cual tuve una incapacidad de dos meses muy cerca a la presentación del festival en Compensar. Pensé que no íbamos a poder presentarnos, pero el esfuerzo, amor y deseos de corazón de mis alumnas por lograrlo por ellas y por su “profe”, hizo posible que este evento fuera espectacular. Lo recuerdo como uno de los mejores Festivales!!..Luz Marina…como siempre llena de lindos detalles, rescató una frase que escribí a todas dando las gracias por una inolvidable experiencia…”La fuerza del corazón y la magia del sentimiento”… frase que desde ese día y por siempre será el slogan de la Escuela. Gracias Luz Marina por darle vida!!!.

 

UN DÍA... LUZ MARINA LLENA DE SUEÑOS E IDEAS MARAVILLOSAS, DECIDE QUE QUIERE BUSCAR UNA CASA PARA PROMOVER ESPACIOS DEDICADOS A LA DANZA Y AL ARTE. Y ASÍ FUE... CONSIGUIÓ LA CASA QUE BUSCABA.


Me invitó un día a conocerla para que le diera su concepto. Yo casi me muero del susto y pensaba que no había sido muy buena idea y todo lo que ella me decía sobre el lugar, yo intentaba verlo, pero mis ojos no lo veían. Ella sí... veía el lugar que es hoy Egocentro, a
pesar de que en ese momento la casa debía pasar por un trabajo de adecuación muy grande.
Hizo la inauguración invitando a un grupo pequeño de amigos con la participación de un grupo de niñas dirigido por Myriam Muñoz, y así anunció al mundo el nacimiento de EGOCENTRO!!!

 

A partir de ese día mi vida tomó otro giro y la Escuela de Zahira también inició su camino. Gracias Luz Marina, por darme la oportunidad de compartir tu sueño y contribuir a hacer el mío realidad!! Han sido años llenos de alegría, emociones intensas, charlas, muchísimas risas y también algunos llantos, momentos de abrazos, oportunidades de expresar nuestros sentimientos, momentos de consejos y desahogos. Egocentro ha sido un lugar muy importante para la Escuela Danza con Zahira y siempre tendrá un lugar muy especial en su historia.Hoy, la Escuela se traslada de sede pero no significa que olvide o que yo abandone a mi amiga, cómplice y socia…siempre estaré contigo!!!

 

DEFINITIVAMENTE..NO HAY ESPACIO SUFICIENTE PARA RESUMIR MÁS DE 8 AñOS DE AMISTAD.LAS PALABRAS QUEDAN ESCASAS,ASÍ QUE SOLO ME RESTA POR DECIR...GRACIAS... POR HABER ESTADO SIEMPRE Y POR LA CERTEZA DE SABER QUE SEGUIRÁS AHÍ!!

 

ZAHIRA Y SU ESCUELA